Blog

5 mandamientos para desintoxicar el cuerpo y la mente

¿Alguna vez has sentido que tu cuerpo rinde menos y no te responde como cuando eras más joven?

Quizá te has despertado a medianoche con dolores de estómago, cólicos o mucha sed. Te sientes hinchada, con los intestinos inflamados, gases y acidez. O tal vez te invaden la pereza y una somnolencia que nublan tu inteligencia y te ponen de mal humor.

Si algo de eso te ha pasado puede ser producto de una indigestión, el descontrol de una noche de copas o la suma de muchos malos hábitos alimenticios que están intoxicándote y recargando el buen funcionamiento de tu cuerpo.

Aquí quiero darte 5 de mis mejores consejos para hacer un verdadero detox de la mente y el cuerpo.

  1. Conéctate con tu fuerza interior y respira:

Uno de los propósitos de este detox es combatir el estrés. Por eso, te sugiero que comiences a ser consciente de tu respiración cada vez que puedas.

En una sala de espera, un semáforo en rojo o frente a un lindo paisaje, enfócate en tu respiración, sintiendo el aire puro y limpio entrar y salir de tus pulmones. Cuando estás estresada respiras de forma incorrecta y eso tiene un impacto negativo en ti. No solo porque afecta tu estado de ánimo, nivel de energía, relaciones y rendimiento laboral, sino que puede causarte enfermedades a nivel del cerebro y el corazón.

  1. Elimina las adicciones:

Todo lo que te amarre o te haga depender, no importa de donde venga, es dañino y se considera una adicción. Desprenderte de ellas es el primer paso para depurarte.

Las gaseosas, el azúcar, la nicotina, el alcohol, las drogas, los fármacos y la tecnología pueden ser adictivos. Pero si tú no trajiste a la sala de parto una gaseosa, un celular o un cigarrillo, entonces no son necesarios en tu vida. Quiero detenerme un momento en el tema del azúcar. Piénsalo bien, sola viniste al mundo y sola debes irte.

Al consumirla tu cerebro estimula la liberación de triptófano y serotonina, sustancias generadoras de felicidad. Entre más azúcar comes liberas mayor cantidad de estas sustancias, las cuales disminuyen la ansiedad y generan temporalmente un estado de bienestar, alegría y buen humor. Pero cuídate mucho de ella porque, al final, termina haciéndote daño tal como sucede con algunas drogas ilegales.

  1. Limita los alimentos de origen animal:

Las mejores opciones de proteína de origen animal son los huevos, pescados y carnes blancas en general, tales como aves y lomo de cerdo.

Eso sí, debes estar pendiente de cómo fueron alimentados esos animales antes de matarlos, porque muchas veces la industria lo hace de forma inadecuada a fin de engordarlos y sacar más provecho económico durante la venta de los mismos.

Por ejemplo, los pescados del mar (wild caught) y no criados en granjas, son las opciones más saludables.

  1. Realiza ejercicio cardiovascular:

El ejercicio es una forma de desintoxicación. Hacerlo regularmente te hace respirar y obtener oxígeno, además de movilizar tu sistema linfático para eliminar toxinas del cuerpo.

También disminuye el riesgo de sufrir enfermedades, mantiene tus músculos y huesos más fuertes, te ayuda lograr o mantener un peso saludable, sentirte bien, lucir divina, dormir bien y vivir más tiempo. ¡Mejor imposible!

  1. Duerme al menos 7 a 8 horas cada día:

Dormir profundo también desintoxica tu cuerpo y tu mente. Y es que no disfrutar de un sueño de calidad te hará más propensa a padecer enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, depresión, obesidad y hasta cáncer.

Además, envejecerás más rápido y se deteriorará tu salud mental y emocional.

Dormir pocas horas o interrumpido puede deberse a diversos factores, pero en la actualidad, el acceso a la tecnología las 24 horas del día es una de las causas más frecuentes.

Las personas que dedican demasiado tiempo a los artefactos eléctricos, la tecnología o caen bajo la influencia de las redes sociales, se restan horas de sueño que, al final, son menos horas vida. Mi recomendación es que programes tu momento de dormir como cualquier otra actividad diaria. Dedícale tiempo a tu descanso, calculando que un adulto promedio necesita de 7 a 9 horas de sueño para funcionar adecuadamente y a su capacidad máxima.

¿Estás haciendo todo esto por tu cuerpo?

Samar.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    Conecta con nosotros


    [cf7sr-simple-recaptcha]
    No es normal que haya tanta gente enferma, cuando las células están diseñadas para repararse a sí mismas. Tampoco eres víctima de la genética y de las enfermedades que arrastraron tus padres.

    Tienes más poder del que te hicieron creer. Porque la Inteligencia que creó el cuerpo, también es capaz de curarlo.

    Estoy aquí para mostrarte cómo soltar el miedo a envejecer, enfermarte o morir temprano, y compartirte las herramientas científicas más efectivas para vivir más y mejor.

    Quiero ayudarte a mantenerte enérgica, saludable y alegre, utilizando la estrategia más eficaz que existe: cambiar radicalmente tu mente y tus hábitos de vida, desde el amor hacia ti.