Quiero servir como un canal de amor, alegría y sanación natural, haciendo que ocurran milagros para mí y para los que me rodean.

Samar Yorde – Fundadora y CEO de Soy Saludable.

Creo firmemente que todos tenemos el mismo poder para mantenernos saludables, jóvenes y evolucionar a nuestra mejor versión, sin ansiedad ni obsesiones. Solo que unos lo logran y otros no.

Si quieres que te suceda a ti, te sugiero comenzar por aceptar que la salud, la belleza y el bienestar van más allá de tu edad, apariencia física, pasado o condición social.

La magia sucederá cuando tengas los recursos para equilibrar tu mente, cuerpo, emociones y espíritu. Pero, debes buscarlos dentro de ti con la sabiduría que te ha dado esa inteligencia natural capaz de curarlo todo.

No es normal que haya tanta gente enferma, cuando las células están diseñadas para repararse a si mismas. Tampoco eres víctima de la genética y de las enfermedades que arrastraron tus padres.

Tienes más poder del que te hicieron creer. Porque el poder que creó el cuerpo, también cura el cuerpo.

También te ayudará crear puentes con gente íntegra y auténtica que te agregue valor y te inspire con más ejemplos y menos palabras.

Eso sí, a cambio podrías compartir lo que aprendas y apliques para contribuir con un mundo más armónico, saludable, longevo y feliz. Solo eso te pido por todo lo que obtendrás de mi.

Yo estoy aquí para mostrarte cómo soltar el miedo a envejecer, enfermarte o morir temprano, y compartirte las herramientas avaladas por la ciencia más efectivas para vivir más y mejor.

Puedo ayudarte a mantenerte siempre joven, saludable, alegre y con energía desbordante, utilizando la estrategia más eficaz que existe: cambiar radicalmente tu mente y tus hábitos de vida, desde el amor hacia ti.

Lo quieras o no, las decisiones que tomes hoy, impactarán tu mañana.

Todas tus decisiones traen consecuencias. 

Puedes seleccionar un estilo de vida que te garantice un presente feliz y una vejez activa, autosuficiente y digna.

O por el contrario, escoger morir en cámara lenta envenenándote con alimentos inadecuados, pensamientos tóxicos y malos hábitos de vida.

Tú decides qué camino tomar, aunque la segunda opción será un viaje con destino a la enfermedad, el envejecimiento prematuro, la dependencia clínica y, en el mejor de los casos, una absoluta incapacidad para cuidarte en la vejez.

Si lo que haces no funciona, cámbialo.

Cambiar un sistema de vida poco saludable implica tomar acciones relacionadas con tu salud, que están fuera de la cocina y del gimnasio.

Porque además de un régimen de alimentación balanceada y ejercicios frecuentes, nada suma mejores resultados como una mente serena, dormir bien, tener buenas relaciones personales, un trabajo apasionante, un propósito de vida y conectarte con tu espiritualidad, entre otros aspectos indispensables para vivir en la orilla de lo que llamamos bienestar.

Los cambios no se pueden forzar ni hacerse en forma desordenada. Deben entenderse, digerirse, adoptarse con mucha paciencia y empezar por lo más sencillo y natural.

En vez de correr a practicarte una cirugía estética para estirar tu piel, empieza a cambiar tu cuerpo y mente desde adentro, e irradiarás más belleza y salud por fuera.

A cambio del tratamiento más rápido y revolucionario, opta por entrenar la disciplina para realizar pequeñas acciones cada día que te ayuden a hacer cambios reales, seguros y que perduren en el tiempo.

No elijas fórmulas mágicas que ofrezcan resultados milagrosos; enfócate en serenar tu mente y sembrar la paciencia para lograr en forma natural los cambios que sueñas y mereces.

No tienes escapatoria, lo que fácil viene fácil se va.

Puedes apoyarte en estrategias externas si cumples primero contigo misma. Y recuerda:

Trabaja primero en ti para obtener resultados verdaderos y confiables.

Durante muchos años, viví en carne propia el daño que los ciclos destructivos de la ansiedad, la obesidad y sus enfermedades asociadas pueden causar en la vida de las personas.

¿Estás buscando la ayuda de alguien que te entienda?

Permíteme contarte mi historia.

Para mí existe una gran verdad: nacimos para ser saludables y mantenernos con energía vital hasta el último día de nuestras vidas.

Pero la enfermedad y algunas situaciones inesperadas son ladrones que llegan para robarse nuestra energía y ganas de lograrlo.

Y entran a nuestro templo (cuerpo) porque dejamos ventanas abiertas por donde se pueden colar.

Durante muchos años, viví en carne propia el daño que los ciclos destructivos de la ansiedad, la obesidad y sus enfermedades asociadas pueden causar en la vida de las personas.

Y quiero prestarte un momento mis zapatos viejos y desgastados para que imagines este panorama:

Siempre he tenido tendencia a estar gordita. Tengo recuerdos de mí haciendo grandes sacrificios y dietas extremas para controlar mi peso, a partir de los 17 años. Así crecí.

En 1990 me casé y tuve a mi primer hijo Tito. Años después terminé mi carrera de medicina en Venezuela, tuve a mi segunda hija Susana (1998) y en el año 2000 comencé a trabajar en la administración pública de Maracaibo, coordinando programas de salud del gobierno local y luego regional para atender y sanar a las comunidades en situación de pobreza extrema.

Entre el 2000 y el 2008 me mantuve enfocada para destacar en el área laboral. Perdí el equilibrio que todos necesitamos en diferentes ámbitos y abandoné áreas importantes de mi vida.

A la par, realicé una maestría universitaria en Planificación del Sector Salud que consumía gran parte de mi energía y tiempo. Era desgastante y me faltaban fuerzas para abarcarlo todo.

Los años 2007 y 2008 llegaron para voltear por completo mi estabilidad emocional. Fueron mis grandes maestros.

Experimenté un divorcio difícil, la muerte trágica de un primo amado, la partida de mi hijo Tito a los Estados Unidos que se fue a estudiar.

Además, los alcaldes que apoyaban mi gestión perdieron las elecciones, quebró mi empresa por cuentas que nunca pude cobrar, se incendió mi apartamento y perdí el trabajo al que le dediqué tanto amor, tiempo y esfuerzo.

Quedé prácticamente en la quiebra económica y emocional. Así de simple y de complicado a la vez.

Todo se vino abajo, menos mi peso y mi ansiedad. Aumenté 20 kilos en un año, me desequilibré emocionalmente y regresaron los ataques de pánico que había logrado vencer en años anteriores.

¿El resultado? Más soledad, depresión, ansiedad, enfermedad, resentimiento, inseguridad, ruina, miedo, desesperación y más ataques de pánico.

Me sentía enferma y cansada de estar enferma y cansada.

La luz siempre llega.

Cuando toqué fondo, me di cuenta de que tenía dos opciones: seguir revolcada en el dolor, la frustración, la enfermedad y el miedo, o diseñar un plan para salir del pantano.

Opté por cambiarme los zapatos de víctima por unos de colores que hacían juego con un par de lentes cristalinos para ver la vida desde otra óptica.

Y en ese camino descubrí que podía convertir las malas experiencias y errores en grandes lecciones de vida para mí y para gente como tú.

Lo más importante, tomé decisiones y empecé a actuar.

1. Decidí sanar mi mente porque sin salud mental y emocional, no podría “sacar la cabeza del agua”. Retomé el tratamiento para el trastorno de pánico, lo cual me ayudó a salir a flote y pensar con más claridad.

2. Decidí salir de la depresión con la ayuda de mi psiquiatra. Comencé a contar mis bendiciones, entendiendo que podía cambiar mis circunstancias si dejaba de ser víctima y primero cambiaba yo.

3. Decidí resolver mi estabilidad económica e inicié una Certificación Universitaria en Medicina de Obesidad a distancia en la capital de mi país, para atender pacientes una vez que me graduara.

4. Decidí abrir una cuenta de Twitter llamada @SoySaludable en 2010 para hacer catarsis, ayudar a otros y promover mis servicios. Amé ese nombre porque era lo que yo quería para mi vida: SER SALUDABLE.

5. Decidí valorar cada minuto de mi vida tras enfrentarme a un sorpresivo diagnóstico en 2011: ¨tumor en la apéndice presuntamente maligno¨. Me hice una cirugía para extraer el tumor y parte de mi colon y gracias a Dios la biopsia confirmó que era benigno (mucocele). Ese día nací de nuevo.

6. Decidí mudarme a los Estados Unidos en 2014 para recomenzar. Uní mi formación como médica especializada en obesidad y salud pública que hice en Venezuela con una Certificación como Health Coach del Institute for Integrative Nutrition of NY.

7. Decidí crear una mezcla explosiva y auténtica de experiencias, aprendizajes y conocimientos con bases científicas para difundir mi mensaje a través de todas las redes sociales @SoySaludable.

8. Decidí seguir estudiando, investigando, creciendo, desarrollando y expandiéndome a través de la creación de servicios y productos basados en estrategias simples y efectivas que ayudarán a otros a vivir mejor.

Y así nació lo que desde hace más de 10 años es mi pasión: Soy Saludable.

Soy Saludable es un punto de encuentro para conectarnos y avanzar hacia un estilo de vida sustentado en los buenos hábitos de vida.

La concebimos como una plataforma de comunicación, servicios y productos que aportan consejos médicos y nutricionales, recetas de cocina, información científica útil y la motivación necesaria para mejorar la vida de nuestra comunidad.

Nuestra meta es ayudar a millones de personas a transformar radicalmente sus hábitos de vida, para rejuvenecer en forma natural, lograr un peso saludable,  prevenir enfermedades crónicas, y mantener una vida activa, productiva, prolongada y llena de energía vital. 

Nada de lo que te ofrezco hoy sería posible si estuviera transitando el camino yo sola. Puedo hacerlo porque decidí formar equipo con gente talentosa, dinámica, innovadora, exigente, amena, generosa y solidaria; creo que así se logran mejores resultados.

Y no es casualidad que esas mismas cualidades caractericen a nuestra extraordinaria comunidad virtual con casi dos millones de personas que interactúan constantemente en Instagram, Facebook, Twitter y YouTube.

Eso nos motiva a navegar hacia nuevas aventuras y proyectos con el entusiasmo de siempre. Y cuando los cumplimos con éxito, reiteramos que todo esfuerzo vale la alegría y no la pena.

Me conocen como @soysaludable

Soy médico y coach de salud, rejuvenecimiento y longevidad con más de 10 años de trayectoria como creadora de contenido digital en la plataforma Soy Saludable, presente en Instagram, Twitter, Facebook, youtube y en www.soysaludable.com.

Soy Biohacker, TEDx speaker, EXMA speaker, conferencista internacional y autora de tres libros de salud, rejuvenecimiento natural y cocina saludable.

Soy infoproductora y me apasiona crear cursos simples para ofrecer soluciones a las personas mayores de 30 años, que los ayuden a rejuvenecer naturalmente y así ganar más salud, energía y vitalidad.

He sido conductora de programas de televisión: Primero en Venezuela en Portadas, transmitido por Venevisión (2014). Luego en USA, en el ¨El Chateo¨, transmitido por Ve-plus en USA, Colombia, Venezuela, Centroamérica y España (2018-2019).

Soy actual colaboradora de segmentos de salud, nutrición y cocina en diversos programas de la televisión en Estados Unidos: CNN en español, VV, UNIVISION, TELEMUNDO, VE PLUS, MEGA TV

He aparecido y colaborado con

9 datos adicionales que podrían gustarte saber de mí.

Me enamoran los detalles, la serenidad, la inteligencia, el entusiasmo, la energía positiva y el sentido del humor de las personas.

Mis grandes maestros son mis dos hijos. Quiero vivir muchos años en salud para no perderme ningún detalle de su existencia, ni la de sus hijos y hasta nietos.

Me gusta trabajar bajo presión, me encanta la adrenalina que genera tener que entregar un producto y tenerlo listo a tiempo.

Mi personaje de ficción favorito es la Mujer Maravilla. Aunque también me fascina la historia de la diosa de la mitología griega Medusa.

Viajar resetea mis neuronas y mi alma. La isla de Bali en Indonesia es mi lugar favorito y quisiera ir cada año para recargarme de buena energía.

Si le dan valor a lo que hago, me sumerjo en cuerpo y alma a los proyectos. De lo contrario, les quito energía para no perderla.

Me aburre la gente negativa que siempre ve problemas y nunca soluciones. Y me pone de mal humor que alguien me diga “no se puede” (Grrrrrr).

Dicen que soy medio bruja y mi intuición nunca falla. Si alguien trata de mentirme, al mirarlo a los ojos mi corazón escanea su cerebro y reconozco si es cierto lo que dice.

Soy medio aceleradita.
Me encanta la velocidad y me entusiasman las ideas que llegan como un rayo para detonar proyectos maravillosos.

Si llegaste hasta aquí, quizá mí historia te haya inspirado en algo. Por eso, quiero regalarte unos consejos más:

  • No esperes el momento perfecto, comienza hoy y ve perfeccionando tus acciones en el camino.
  • Cada día lo harás mejor, pero debes tener siempre la mirada fija en la meta.
  • Que nada te detenga, que nada te limite, solo es cuestión de tiempo para que logres lo que deseas.

Y si quieres hacerlo tomando la mano de alguien que sabe cómo transformarte en una persona fuerte, saludable, jovial y feliz, te extiendo la mía.

Y si quieres hacerlo tomando la mano de alguien que sabe cómo transformarte en una persona fuerte, saludable, jovial y feliz, te extiendo la mía.

Contacto

    ¿Te parece si empezamos?

    Si aceptas mi invitación, tu primer paso será descargar mi ebook Bye Bye Aging.

    Eso también te hará parte de mi maravillosa comunidad virtual donde podrás compartir con muchas personas que ya decidieron cambiar.

    Por favor, vuelve a escribir tu correo electrónico.
    Parece que has escrito mal tu email, las direcciones no concuerdan.

    He leído y acepto la política de privacidad de este sitio web, y estoy de acuerdo con que almacene los datos que envío a través de este formulario y me envíe contenido regularmente sobre nuevas publicaciones y promociones. Al darte de alta, también recibirás nuestra newsletter semanal y ofertas exclusivas de vez en cuando. Tus datos están 100% seguros y no serán compartidos con nadie ¡NUNCA! Puedes darte de baja en un sólo clic, en cualquier momento.