Blog

Nunca cometas estos 5 errores para rejuvenecer

Nunca cometas estos cinco errores cuando quieras lucir más joven

A ver, ¿Estamos en ese punto en el que buscamos vernos siempre mejor y más jóvenes? Seguro que sí. Nos encanta mirar el espejo y que nos guste lo que veamos.

Porque el envejecimiento siempre ha estado asociado a la discapacidad, a la soledad, a la enfermedad y a esa idea terrible de la flor que se marchita lentamente hasta que muere.

Seamos conscientes o no de ello, nos preocupa envejecer.

Porque nos da miedo quedarnos solas, ser abandonadas por nuestra pareja o ser sustituidas por alguien más joven en el trabajo. Nos angustia quedar por fuera, perder la independencia física, mental y financiera, enfermarnos o estar cada vez más cerca del momento de morir. De solo pensarlo, nos aterramos.

Además, nos sorprende que el tiempo pase sobre nosotras sin pausa ni clemencia, como una aplanadora. Así que es ¨hasta normal¨ que queramos correr al lado contrario de todo eso o ¿no?

Pero ya va, STOP, vamos con calma. Cuidado si en esa búsqueda de vernos como quisiéramos rápido, con el mínimo esfuerzo (porque también vivimos en la cultura de la inmediatez) nos perdemos o tomamos el camino equivocado, cometiendo un ERROR tras otro.

Muchas son las trampas publicitarias que se nos ponen al frente y muchas las promesas “milagrosas” que nos tientan a diario. Tu las conoces, siempre las ves.

Son esas típicas fotos de “ANTES Y DESPUÉS” de 10 días de “NO HACER NADA”, solo colocarte un producto “mágico”. También son esas revistas que encuentras frente a la cajera del supermercado, que te prometen ese milagro que tanto esperas que pase.

Los milagros y la magia existen pero, créeme, no están en esas estafas. Están en tus ganas de hacer las cosas bien, en asesorarte correctamente, en no correr detrás de lo primero que te ofrezcan, sin detenerte a pensar si funciona o tiene riesgos para tu salud.

Vamos chica, que sé que eres muy inteligente. Si caes en las manos incorrectas, lo menos malo que puede pasarte es que no pase nada y te des cuenta que botaste el dinero a la basura. Pero pueden haber consecuencias peores que lamentarás mucho. Las he visto en cientos de personas.

Así que aquí va mi mejor consejo para ti: Evita ser víctima de la obsesión o la desesperación. Analiza bien. Tu mejor aliado en estos momentos es el conocimiento.

En un mundo tan globalizado, en el cual todos tenemos acceso a la misma información, ya no tienes excusas para caer en las trampas del mercado.

Por supuesto que existen estrategias y tratamientos seguros y efectivos para sentirte y verte entre 10 a 15 años más joven, y a nuestro lado los conocerás uno a uno. Pero primero quiero que sepas muy bien lo que no debes hacer.

Por eso te comparto los cinco errores que se cometen frecuentemente cuando de querer lucir más joven se trata. En la medida que los conozcas los saltarás a toda costa:

 

  1. Abusar del maquillaje, ropa y accesorios.

Mientras más te maquilles, con bases, sombras, delineadores, rímel ultra espeso y  cien cosas más, te verás mayor. Punto. A mayor edad debes usar menos maquillaje. Déjalo solo para ocasiones especiales.

Igual pasa con la ropa y los accesorios, hay personas que parecen percheros ambulantes. Y se cuelgan todo encima, capas de ropa y de accesorios. Recuerda que menos es más. Descubre y acepta todo de tu cuerpo, coloca prendas que se adapten bien a ti y no tendrás que exagerar.

 

  1. No limpiar tu cara profundamente.

Me refiero a una limpieza facial cada noche antes de dormir y al menos una limpieza profunda cada 3 meses con un profesional de la salud o la estética. Aunque no pareciera, el no hacerlo puede causar un gran daño a tu rostro, porque tu piel irá acumulando toxinas del ambiente y del maquillaje que usas a diario.

Te recomiendo este ritual para cada noche antes de dormir: limpieza de la cara con agua y jabón neutro o productos especiales de limpieza para tu tipo de piel, seguida de una hidratación profunda con serum para ojos y cara y por último spray de agua termal. Solo así estarás lista para entregarte en los brazos de morfeo.

 

  1. Abusar del sol.

Seguramente piensas que estar bronceada te hará lucir más HOT y hasta delgada (¡No te rías! Sabes que mientrás más oscura se vea tu piel, más delgada lucirás). Puede ser, pero también acelerarás el envejecimiento de tu piel sin duda alguna. Y eso por decir lo menos, porque podrían ocurrir peores daños como manchas de fotoenvejecimiento y hasta cáncer.

Lo he dicho antes, protegernos del sol es súper importante en cualquier época del año, inclusive cuando crees que no hay sol.

También debes saber que ningún producto te protege en un 100%  ni durará más de dos horas en la piel. ¡No existe el protector perfecto!

Por esto lo más recomendable es escoger la más alta protección contra los rayos UVA y UBV (SPF 30 o 50), procurando aplicar la protección solar de manera gruesa y uniforme, en todas las áreas expuestas (cara, cuello, manos) y volver a aplicar cada dos horas.

 

  1. Gastar en cremas y tratamientos inútiles.

Quieres resultados inmediatos, lo que te puede hacer comprar lo primero que se te atraviese. Cuidado porque podrías caer en esas trampas de charlatanes y vendedores de baratijas que te ofrezcan esas cosas de “RESULTADO GARANTIZADOS EN 30 DÍAS O LE DEVOLVEMOS SU DINERO”.

Te repito no existen productos “MÁGICOS”, existen productos efectivos, pero debes evaluarlos bien, que sean recomendados por profesionales. Además, considerar siempre que los resultados dependen de prácticas integrales que incluyan buena alimentación, ejercicios regulares y rutinas básicas para mantenerte saludable y con energía.

 

  1. Abusar de tratamientos estéticos.

El botox, ácido hialurónico y otros fillers, en las manos incorrectas y bajo instrucciones de gente desesperada, pueden convertirse en un grave problema.

Jamás olvides esto: Si alguien al mirarte, descubre en seguida que usaste botox o ácido hialurónico, ¡FRACASASTE en tu objetivo!

De hecho, la tendencia actual de los profesionales de la salud y estética es a usar estos tratamientos para hacer ver a las personas lo más natural posible, sin exageraciones.

Así que colocarte más de estos productos no hará que te veas más joven ni mucho más bonita, por el contrario, tu apariencia podría causar hasta aversión social. ¡Cuidado! Además usarlos indiscriminadamente está considerado como una adicción, parecida a la del alcohol o las drogas.

Estamos listas por hoy. Debes saber que todos en algún momento hemos cometido este tipo de ERRORES.

Muchas personas han creído que existe una imagen perfecta que debemos copiar, y eso puede resultar agobiante. Muchas veces pensamos que lo ideal es alcanzar la belleza o la lozanía de algún personaje de la televisión o el cine.

Pero NO, nada de eso. Cada uno de nosotros es único e irrepetible, por lo tanto podemos lograr la mejor versión de nosotros mismos, siempre estando seguros de lo que estamos haciendo. Allí está EL MILAGRO o LA MAGIA.

Siempre podemos rectificar nuestra manera de pensar y desde este mensaje puedes ver las cosas de mejor forma y empezar de nuevo si es necesario.

Si te gustó el artículo, te invito a compartirlo con tus seres queridos y a seguirnos en nuestras redes sociales, donde compartimos consejos de mucho valor para ti.

Un abrazo de luz, amor y alegría.

 

Samar

@soysaludable

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    Conecta con nosotros


    [cf7sr-simple-recaptcha]
    No es normal que haya tanta gente enferma, cuando las células están diseñadas para repararse a sí mismas. Tampoco eres víctima de la genética y de las enfermedades que arrastraron tus padres.

    Tienes más poder del que te hicieron creer. Porque la Inteligencia que creó el cuerpo, también es capaz de curarlo.

    Estoy aquí para mostrarte cómo soltar el miedo a envejecer, enfermarte o morir temprano, y compartirte las herramientas científicas más efectivas para vivir más y mejor.

    Quiero ayudarte a mantenerte enérgica, saludable y alegre, utilizando la estrategia más eficaz que existe: cambiar radicalmente tu mente y tus hábitos de vida, desde el amor hacia ti.